categorias

Inicio

banner

TOP VENTAS

Consigue 14 puntos en la Selectividad: el manual del éxito

Prepararte para un examen de selectividad es difícil si además tienes que compaginarlo con la evaluación continua que requiere segundo de bachillerato. Tienes que planificarte y ser organizado para poder dedicar el tiempo necesario a cada cosa. En Bureau Vallée hemos preparado una serie de consejos para que consigas con éxito los resultados que querías.

¿Cómo se estructura la selectividad?

La Selectividad está formada por dos partes:

  • Fase Obligatoria: en esta parte te examinarás de cuatro exámenes. Si tu comunidad tiene una lengua cooficial, esta supondrá un examen más. Los cuatro exámenes restantes serán de las mismas materias para todos los estudiantes.
  • Fase Voluntaria: es una fase no obligatoria pero muy recomendable para los estudiantes que quieren acceder a una carrera muy solicitada. Si finalmente te presentas, debes consultar las tablas de ponderación publicadas por las universidades donde quieres solicitar plaza. Buscas el grado que te interesa en la tabla y podrás ver las asignaturas que te permitirán subir la nota global de la selectividad. 

Para cada asignatura, la universidad indica un parámetro de ponderación entre un 0,1 y 0,2, que tendrás que multiplicar por la nota de tu examen. Esta nota será válida únicamente si consigues más de un 5 en estos exámenes.

FASE OBLIGATORIA (10 PUNTOS)

FASE VOLUNTARIA (4 PUNTOS)

Castellano

Historia de España

Primera lengua extranjera

1 asignatura relativa a la modalidad de bachillerato 

Lengua cooficial (si existe)

Biología

Geología

Física

Química

Dibujo Técnico II

Griego II

Economía de la Empresa

Geografía

Historia del Arte

Historia de la Filosofía

Cultura Audiovisual

Artes escénicas

Diseño

No todas las comunidades tienen los mismos baremos o las mismas prácticas para el desarrollo de este examen. Consúltalo con tu universidad y prepárate con antelación.

Consejos para estudiar para la selectividad

  1. Planifícate con tiempo: es fundamental tener una visión general de todos los exámenes y tareas que tienes que hacer durante el mes previo o las semanas previas a la selectividad. Es importante que dediques tiempo a estudiar pero es igual de necesario descansar y desconectar. A veces, forzarte a estudiar cuando estás muy cansado puede no darte los resultados que quieres. Sal con tus amigos y diviértete. 
  2. Subraya adecuadamente: es fundamental que utilices técnicas de colores para memorizar fácilmente conceptos. Échale un vistazo a nuestro artículo sobre jerarquías de colores(poner link artículo) y crea la tuya. 
  3. Conócete: cada persona tiene unos horarios y rutinas idóneos. Que a tu amigo le vaya mejor estudiar a las 2am no quiere decir que a ti también. Conoce en que momento del día estas más concentrado y planifícate. 
  4. Olvida la memorización lineal y literal: entender los conceptos hará que los puedas explicar más fácilmente que si los memorizas de forma literal. Si no te acuerdas de una palabra, te desconcentrarás y olvidarás por completo la definición del concepto. Aprender no es memorizar, es entender.  
  5. Autorealízate: piensa que el esfuerzo es momentáneo. Después de conseguir los resultados que querías, el verano se presentará mucho más feliz que si no has entrado a cursar la carrera que habías escogido. Es ahora el momento de dar todo lo que puedas de ti para luego sentirte autorrealizado y realmente dedicar el verano a descansar.

Material necesario para la selectividad

Es necesario que vayas preparado antes, durante y después de los exámenes de selectividad para que nada te pille desprevenido. Por eso te hemos preparado una lista de materiales necesarios para que no te olvides de nada cada vez que vayas a estudiar o cuando te examines:

  • Bolígrafo azul o negro: llévate dos, nunca se sabe qué pasará con el primero.
  • Corrector: todos cometemos errores y si puedes corregirlos al momento con tipex, evitarás unos nervios innecesarios.
  • Lápiz y goma: hacer una pequeña estructura de contenidos antes de escribir el contenido de la pregunta es fundamental para organizarnos. Y fundamental es también que la puedas borrar antes de entregar el examen.
  • Calculadora: en algunas asignaturas, el uso de este aparato es fundamental para poder resolver las cuestiones planteadas.
  • Estuche: llevar todo el material en la mano te hará estar pendiente de no perder nada, más que de concentrarte. 
  • Carpeta de separadores: podrás ordenar las hojas de apuntes por asignaturas y disponer únicamente de lo necesario en el momento en que lo necesites. 
  • Planificador semanal: es fundamental saber qué tienes que hacer en cada momento y visualizar de forma rápida tus exámenes y tareas. 
  • Identificación: el día del examen o antes, te entregarán unas pegatinas de identificación que deberás poner en cada examen. No las olvides, porque de lo contrario no podrás presentar el examen.

¿Cómo afrontar la semana de exámenes de selectividad?

  1. Llega con tiempo: nunca sabes lo que puede pasar. Si vas en transporte público, no confíes en llegar con el tiempo. Ve con tiempo y dedica un momento a relajarte y desconectar, por ejemplo, tomando una bebida relajante antes del examen. 
  2. Aliméntate: es muy necesario que te alimentes antes de ir al examen ya que necesitas nutrientes para que tu cuerpo funcione correctamente y la concentración sea la adecuada. 
  3. Descansa: salir del examen y ponerte a estudiar el siguiente no es la mejor opción. El cerebro ha hecho mucho esfuerzo recordando conceptos y necesitas desconectar. Utiliza media hora para hacer otra cosa totalmente distinta y luego repasa el siguiente. 
  4. No te olvides de nada: si necesitas material para realizar el examen, prepáratelo con antelación y déjalo en algún sitio visible antes de salir de casa.

En Bureau Vallée sabemos que puedes conseguirlo. ¡Ánimo, estudiantes!

DESTACADOS

  • Es necesario planificarse y ser organizado para poder dedicar el tiempo necesario a cada cosa